martes, 19 de octubre de 2010

Las galletas de la abuela


Tenía ganas de utilizar unos tubitos de colorante que compré hace un mes y he decidido hacer unas galletas de colores. Como podéis ver el resultado no ha sido muy bueno porque se suponía que las estrellas iban a ser verdes, los círculos azules y los corazones rojos. Su sabor era mucho mejor que su color. Son las galletas de mantequilla de toda la vida.

Ingredientes:
300 g harina
una pizca de sal
200 g mantequilla
100 g azúcar
1 huevo
Canela
1 cucharada de esencia de vainilla

Vertemos la harina y la sal tamizadas en un bol, agregamos la mantequilla (que habremos sacado de la nevera media hora antes) en pequeños trozos, repartiéndolas por todo el recipiente. Añadimos el azúcar, el huevo, la canela y una cucharada de esencia de vainilla. Comenzamos a batir y seguimos hasta que podamos terminar con las manos. Cuando consigamos una masa homogénea dividimos en tantas partes como colores queramos hacer. Mi idea era hacer el verde (mezclando amarillo con azul), rojo y azul. He podido comprobar que en el horno estos colores han cambiado mucho al tostarse.

Cuando tengamos la masa homogénea tanto de textura como de color la metemos en papel film y la dejamos en la nevera una hora. Pasado este tiempo la aplanaremos con las manos y con ayuda de harina, ya que se pega en la encimera, hasta conseguir un grosor de medio centímetro. Recortaremos con moldes de galletas y al horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo durante unos 15 minutos.



Como podéis ver, su color ha variado mucho pero eso sí, estaban buenas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada