viernes, 31 de diciembre de 2010

Hatillos de fiesta

Siento poner esta receta a estas alturas de las Navidades pero no he podido hacerlo antes. Y es que esta receta es perfecta para estas fechas. A pesar de que lleva pescado es un plato que llena bastante al tener nata, mantequilla y la pasta filo que es parecida al hojaldre. La pasta filo la encontré en el supermercado de El Corte Inglés.



Ingredientes:

1/2 kg de rape o merluza (yo lo hice con rape)
1/2 kg langostinos crudos
una cebolla
un diente de ajo
1/2 vasito de coñac
3 cucharadas de tomate triturado
200 ml nata
2 cucharadas de Maizena o harina de maíz
100 g mantequilla
un huevo
un paquete de pasta filo de 500 g (si es fresca mejor que congelada)
aceite de oliva
sal
pimienta blanca

Cortamos la cebolla en juliana muy fina y la echamos en aceite de oliva bien caliente. Le damos un par de vueltas y añadimos además un ajo picado y sal. Cuando la cebolla transparente añadimos 3 cucharadas de tomate triturado, de bote o rallado por nosotros, para darle color. Seguimos friendo hasta que el tomate esté frito.

Añadimos medio vasito de coñac y flambeamos. Incorporamos la nata, dejamos cocer 2 ó 3 minutos hasta que la nata espese un poco. Previamente habremos desmigado el rape o la merluza y pelado los langostinos y los añadimos dejando cocer 3 minutos más. Añadimos la Maizena poco a poco. Primero una cucharadita, removemos, luego otra si hace falta y así hasta que tengamos una masa un poco espesa. Lo ideal es no pasarnos con la Maizena para que no nos sepa el relleno a harina.

Dejaremos enfriar mientras preparamos lo siguiente.

Comenzamos derritiendo la mantequilla en un cazo o en el microondas con cuidado de que no llegue a hervir. La pasta filo es una especie de láminas de hojaldre muy finitas, tipo folio. Por cada hatillo usaremos 2 láminas. Sobre una superficie limpia ponemos una lámina y untamos ligeramente con la mantequilla derretida con ayuda de una brocha. La mantequilla nos servirá de pegamento para otra lámina que pondremos sobre la primera así que intentaremos no untarla demasiado, sólo lo suficiente para que queden unidas las dos láminas.



Presionamos con suavidad, doblamos por la mitad y reservamos.


Así lo haremos con toda la pasta filo. El relleno me dio para 8 saquitos, es decir, usé 16 láminas. Esta pasta es muy delicada así que tuve que tirar alguna que se me rompió.

Cuando tengamos la pasta preparada ponemos en el centro unas cucharadas del relleno y formamos unos saquitos o hatillos.



Los ponemos sobre una bandeja de horno y pincelamos con huevo batido y mantequilla. Metemos en el horno precalentado a 180ºC unos 15 minutos o hasta que veamos que se han dorado.

Esta receta la hice para esta pasada Nochebuena y nos gustó a todos. Al principio parece complicado formar los saquitos pero una vez que le coges el truco no es tan difícil. En la foto no se aprecia pero es un plato muy vistoso y resultón :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada