lunes, 4 de abril de 2011

Tarta Sacher


Esta receta es lo que ha dado de si este fin de semana en cuanto a experimentos se refiere. Es la primera vez que la hago y, aunque he cometido algún error, no me ha parecido tan complicada como pensaba en un principio. He decidido hacer la versión que he visto en la página http://www.cocinarparalosamigos.com/2011/03/tarta-de-chocolate-sacher.html

Ingredientes:

* Para el bizcocho:


100 g harina
50 g avellana molida
200 g chocolate Nestlé Postres o cualquier otra marca de chocolate fondant
200 g mermelada de albaricoque
200 g azúcar
125 g mantequilla
4 huevos
10 g levadura tipo Royal

* Para el almíbar:


100 ml agua
100 g azúcar
20 ml ron

* Para la cobertura:


250 g chocolate Nestlé Postres o cualquier otra marca de chocolate fondant
250 ml nata para montar
20 g mantequilla

En primer lugar hacemos el bizcocho. Batimos las 4 yemas con la mitad del azúcar y mezclamos bien.

Por otro lado, ponemos la mantequilla en un cazo a fuego suave para que se vaya derritiendo y añadimos la cobertura de chocolate. Removeremos hasta que consigamos que esté todo fundido, lo dejamos reposar y cuando se temple lo añadimos a la mezcla de yemas y azúcar. Incorporamos entonces la avellana molida y, sin dejar de remover, añadimos poco a poco la harina que habremos mezclado con la levadura.

Montamos en otro bol las claras a punto de nieve y a mitad del proceso le incorporamos el resto del azúcar y seguimos batiendo hasta que las claras queden montadas. Entonces las añadimos poco a poco a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no nos baje mucho de volumen.

Lo vertemos sobre un molde que habremos untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Lo horneamos durante 25 minutos a 180 ºC y luego lo bajamos a 160ºC y seguimos horneando otros 25 minutos. Lo dejaremos enfriar y lo desmoldamos.

Es muy importante dejarlo enfriar. Si podemos, lo mejor es hacer el bizcocho de un día para otro. Yo tenía prisa y no lo he dejado enfriar del todo así que se me ha roto al partirlo por la mitad.

Damos la vuelta al bizcocho para que quede la parte más lisa arriba. Con un cuchillo de sierra largo cortamos el bizcocho por la mitad, primero por el exterior y profundizando en la segunda vuelta.

Hacemos el almíbar y emborrachamos la parte inferior con una brocha, ponemos encima la mermelada batida  y colocamos la otra mitad del bizcocho, que también emborrachamos con el resto del almíbar.

Para preparar la cobertura ponemos a hervir la nata en un cazo. Cuando hierva apagamos el fuego y añadimos el chocolate y la mantequilla. Mezclamos bien y dejamos enfriar unos 20 minutos.

Colocamos la tarta en una rejilla y vertemos la cobertura por encima. Adornamos a nuestro gusto.

La he preparado para celebrar el cumpleaños de mi padre, de ahí el numerito que aparece. Y por dentro me ha quedado así:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada